Minetta St.- La Calle que fue un arroyo

Por Cisco Fran

Greenwich Village, en New York City, siempre capta mi atención. El cruce histórico entre McDougal St. y Bleecker St. que vio el renacer del folk en los años sesenta como centro neurálgico y Washington Square como escenario icónico. Los tiempos han cambiado, de aquello queda poco, o casi nada. Los antiguos cafés han cambiado de nombre, de localización o simplemente han desaparecido. No obstante, ciertas trazas de aquellos tiempos son visibles para el viajero avezado e interesado en aquel fenómeno musical y político. El Café Wha?, buen ejemplo de aquella realidad, sigue en el mismo lugar y dedicándose, básicamente, a lo mismo. Espectáculos de música en directo, monólogos cómicos y comida sencilla para acompañar la experiencia. Y, sin darse uno cuenta, el azar, la curiosidad y un sentimiento de magnetismo inaprensible se confabulan para hacernos entrar en una pequeña calle, Minetta Lane, donde no hay mucho que ver, solo un pequeño teatro que parece no querer llamarnos la atención, como un adolescente tímido y vergonzoso. Pero ese breve paseo de no más de un minuto nos permite acceder, a mitad de camino, girando a la izquierda a Minetta St., la calle que fue un arroyo.

Minetta Street
Curva en Minetta Street

            A mediados del siglo XVII, los holandeses que se asentaron en la isla de Manhattan ofrecieron a unos esclavos parcialmente liberados unas tierras de labranza junto a un arroyo. Ese arroyo era conocido por los indios Algonquin, los pobladores primigenios de la isla, como “Mannette”. Más adelante esa corriente de agua tomó el nombre de “Minetta Brook”, y a mediados de la década de 1820, el arroyo fue soterrado. Aquellas explotaciones agrícolas junto al arroyo mismo suponían una barrera para el crecimiento imparable de la ciudad. Antes de que los obreros colocaran  las maderas que dejaban al arroyo en el subsuelo, los afroamericanos que habitaban la zona ya habían establecido un camino, llamado “Negroe’s Causeway” y que tenía el mismo trazado que la actual Minetta St. A mediados del siglo XIX y principios del XX la zona se conoció como Little Africa, debido a la población, predominantemente de color, que vivía allí. Junto a ella, prostitutas, bares gay y salones para gangsters irlandeses; un panorama que cambió a partir de la década de 1920, cuando la zona fue “blanqueándose” progresivamente.

            Minetta St. es genuina por su origen, pero lo es también por su trazado. Desafiando la métrica racionalista de Manhattan, con sus avenidas de norte a sur y sus calles numeradas de este a oeste, Minetta St. se curva y, partiendo del centro de Minetta Lane, conecta McDougal St. con la 6ª Avenida, una concurridísima arteria principal de la ciudad. Tal vez por este trazado inusual originado por la existencia del arroyo, ingresar en Minetta St. es una experiencia casi mágica. El tumultuoso discurrir de los visitantes de McDougal St. junto al ruido del incesante tráfico de la 6ª avenida dan paso a un remanso de paz y tranquilidad que parece un pequeño viaje interstelar por un agujero de gusano, apareciendo en un universo parecido pero distinto a la vez. Un multiverso. A mitad de la calle, un restaurante mexicano, Panchito’s, que también tiene entrada por McDougal St., es el único negocio que podremos encontrar, el resto, edificios de apartamentos y paz, mucha paz.

Minetta Street
Restaurante Mexicano Panchito´s

Caminando hasta cuando la calle desemboca, como arroyo que fue, en la 6ª avenida encontramos Minetta Triangle, donde se sitúa un pequeño parque llamado Minetta Green Park, donde los pajarillos y las ardillas campan a sus anchas ajenos a la vorágine de la eléctrica ciudad. Como recordatorio de lo que fue, el piso de cemento del parque tiene dibujos de truchas.

            Tal vez esa tranquilidad inherente a la forma y naturaleza de la calle sea la razón por la cual ha sido utilizada como localización en películas o videos. Concretamente, el rockero Willie Nile, residente en el barrio, grabó parte del videoclip de su canción “All dressed up and no place to go” en la calle, marcándose unos pasecitos de baile (véase video al final del texto) a lo Fred Astaire en ella. Pero la eternidad en el olimpo de los rincones cinematográficos neoyorquinos solo puede llegar de la mano de Woody Allen.

Minetta Street
Fotograma del vídeo clip de Willie Nile “All dressed up and no place to go

Y así ha sido en unas escenas de la última película de Allen: “Rainy day in New York”, donde dos de los personajes principales mantienen una conversación en el interior de un coche mientras, precisamente, son filmados para una película, allí, en Minetta St.

A Rainy Day in New York – Official Trailer

            El paseo por Minetta St. es breve si nos atenemos a su escasa longitud, pero si la vemos con ojos curiosos e intentamos sustraernos a nuestra realidad, entraremos en un universo ancestral donde las ardillas y las truchas vagaban libres.

Minetta Street
Ardillas en Minetta St.

error: Este contenido está protegido !!