¡Lo más vendido!

Categorías

Novedades

Proveedores

  • Proveedor de Prueba

POLÍTICA DE DEVOLUCIONES

En el presente documento exponemos la política de devoluciones de Stringsfield, que se acoge a lo legalmente establecido según la normativa actual, y que el cliente acepta cada vez que realiza una compra a través de nuestra web.

Ante cualquier posible reclamación, el cliente deberá contactar con Stringsfield.com, facilitando siempre y obligatoriamente, por teléfono o por email, su nombre y apellidos, número de pedido y fecha, y número de factura. No se atenderán reclamaciones efectuadas por las redes sociales, Whatsapp o cualquier servicio de mensajería instantánea, chat, Messenger, video-chat, etc. Para la obtención del buen servicio que ofrecemos, los clientes deberán comunicarse por las vías que se les indiquen, y hacerlo siempre de forma clara, educadamente, y si es de forma escrita sin faltas de ortografía. No podemos garantizar un buen servicio si no podemos comprender a nuestros clientes.

La legislación ofrece soluciones en defensa de los clientes, y en muchos casos esas soluciones pasan por un proceso largo y costoso de notificaciones y autorizaciones. Nosotros no hemos inventado la ley, pero tenemos que acogernos a ella. No obstante, podemos realizar las devoluciones de forma mucho más ágil y sencilla, siempre y cuando el cliente manifieste de forma expresa su buena voluntad y su buen hacer. Para cualquier reclamación, desde Stringsfield recomendamos que el cliente se ponga SIEMPRE en contacto por vía telefónica antes de iniciar cualquier actuación, para poder tener constancia de sus demandas y asesorarle en cuanto a la legislación y los procedimientos. En caso contrario, en el presente documento, que el cliente ha aceptado en el momento de finalizar el pedido, vienen expuesto el procedimiento, de forma detallada, para interponer reclamación.

LEGISLACIÓN

Stringsfield.com actúa según la legislación reglamentaria, que se compone con la normativa siguiente:

- La Ley 7/1988, de 13 de abril, sobre Condiciones Generales de Contratación.

- Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista, el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, modificada por la ley 47/2002 para la transposición al ordenamiento jurídico español de la Directiva 97/7/CE, en materia de contratos a distancia, y para la adaptación de la Ley a diversas Directivas comunitarias.

- Ley 7/1998, de 13 de abril, de Condiciones Generales de la Contratación.

- El Real Decreto 1906/1999, de 17 de diciembre de 1999, por el que se regula la Contratación Telefónica o Electrónica con condiciones generales.

- La Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.

- Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico.

- La Ley 23/2003, de 10 de julio, de Garantías en la Venta de Bienes de Consumo.

- Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias.

- Ley 3/2014, de 27 de marzo, por la que se modifica el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre.

En cualquier caso, la garantía de los productos será siempre de 2 años a contar desde la fecha de compra. Stringsfield se reserva el derecho a ampliar ese periodo si el fabricante y/o distribuidor otorgara un plazo mayor.

CONDICIONES

Existen TRES posibles casos para efectuar la devolución del producto.

1- El producto está defectuoso en su totalidad o hemos enviado un producto erróneo.
2- El producto que hemos enviado no es el que el cliente ha solicitado, y por error de Stringsfield hemos enviado otro distinto, o el pedido está incompleto.
3- El cliente se ha equivocado al comprar el producto o se lo ha pensado mejor y ha decidido cambiarlo por otro producto o devolverlo.

1- DEVOLUCIONES POR DESPERFECTOS

El plazo de devolución de la compra es de catorce días naturales contados desde la fecha de recepción del producto. Si desde Stringsfield, por el motivo que fuera, no facilitáramos al consumidor y usuario la información sobre el derecho de desistimiento, se ampliaría el plazo para desistir del contrato hasta doce meses después de la fecha de expiración del periodo inicial. La ley regula igualmente las obligaciones que asumen ambas partes del contrato en caso de desistimiento, así como los efectos del mismo respecto a los contratos complementarios. En este caso, como la información está contenida y expuesta de forma clara en este apartado, y dado que cuando el cliente realiza una compra a través de la web, está aceptando de manera tácita estas condiciones, está implícitamente contenido que se ha leído los términos y condiciones y que está informado.

Los portes de las devoluciones serán asumidos por Stringsfield siempre que el producto presente algún tipo de desperfecto, rotura, mal funcionamiento, etc., y esté defectuoso total o parcialmente. En ese caso, según las condiciones concretas de cada situación, o bien Stringsfield ordenará una recogida mediante agencia de mensajería en el domicilio del cliente, o bien el cliente se hará cargo en primer término de los gastos de envío del producto defectuoso, para después ser reembolsados esos gastos por Stringsfield, bien reembolsando mediante transferencia bancaria dichos gastos, bien mediante la creación de un cupón de descuento para una próxima compra. El cliente también podrá optar por canjear el importe de los gastos de envío abonados a priori por productos, nunca superando el importe de los gastos La elección de una u otra opción se pactará en cada caso dependiendo de la disponibilidad del producto, dimensiones, peso, estado del producto, y todas y cada una de las circunstancias concretas que pudieran rodear cada uno de los casos.

2- DEVOLUCIONES POR PEDIDOS INCOMPLETOS O CON INCIDENCIAS.

Aunque el índice de errores es muy bajo, existe la posibilidad que ocurran incidencias durante el proceso de preparado del pedido, manufactura, embalaje y envío. Tanto por la parte humana, en la que podemos equivocarnos al realizar una tarea, como en la parte técnica, que atañe a los aspectos informáticos y logísticos y que puede estar sujeta a fallos, en Stringsfield podemos equivocarnos y enviar a los clientes productos que no han solicitado. Si el cliente recibe en su domicilio un producto que no ha solicitado en lugar de otro que sí compró, asumimos nuestra responsabilidad y nos comprometemos a la sustitución del artículo erróneo por el correcto en el menor plazo y siempre a portes pagados por parte de la empresa.

Si usted recibe un producto equivocado, debe ponerse en contacto con nosotros inmediatamente para que subsanemos el error. Para ello, recomendamos que se ponga en contacto telefónicamente o por correo electrónico (no a través de Whatsapp, redes sociales o chat) y nos comunique su nombre, dni, número de pedido y su incidencia. Le solicitaremos que nos envíe fotografías del producto a través de email para que podamos comprobar que, efectivamente, el producto que usted ha recibido no es el que solicitó. Una vez realizadas las comprobaciones, y si efectivamente hemos cometido un error, procederemos a subsanarlo. Si el producto que no le hemos enviado está en stock, le enviaremos a un mensajero que recogerá el producto erróneo y le entregará el correcto, sin coste para el cliente. Si el producto que no le hemos enviado no está en stock, nos pondremos en contacto con usted para pactar una solución que puede ser desde reembolsarle el dinero hasta sustituirlo por otro producto, esperar a que vuelva a estar disponible, etc. En cualquier caso, el cliente (obviamente) no tendrá repercutido ningún tipo de gasto, e intentaremos siempre compensarle por las molestias ocasionadas.

También existe la posibilidad de que su pedido esté incompleto, y que, por error informático o en el proceso de embalaje y manipulación, algún producto no le sea enviado al cliente. En ese caso, el cliente deberá ponerse en contacto con nosotros TELEFÓNICAMENTE, y indicarnos su nombre, dni, número de pedido y su incidencia. Desde Stringsfield procederemos a enviarle, sin ningún coste para el cliente, el producto no incluido, con la mayor celeridad posible, siempre que el producto esté en stock. En el caso de que el producto no se encontrara en stock, nos pondremos en contacto con usted para pactar una solución que puede ser desde reembolsarle el dinero hasta sustituirlo por otro producto, esperar a que vuelva a estar disponible, etc. En cualquier caso, el cliente (obviamente) no tendrá repercutido ningún tipo de gasto, e intentaremos siempre compensarle por las molestias ocasionadas.

3- DEVOLUCIONES A DEMANDA DEL CLIENTE.

Según la ley, cuando un cliente quiere hacer una devolución por disconformidad, porque ha cambiado de idea, porque se lo ha pensado mejor y no lo quiere, y el motivo de la devolución no es ninguno de los expuestos en los puntos 1 y 2, tiene que ejercer su DERECHO DE DESISTIMIENTO para poder reclamar. Para ello, la ley estipula un riguroso protocolo que seguir, y que detallamos a continuación.

En el siguiente ENLACE podrá encontrar el formulario para ejercer el derecho de desistimiento. Debe descargarlo y leerlo detenidamente, pues la incompletud de dicho formulario invalidaría el mismo. El cliente deberá rellenarlo en todos los campos y adjuntar los documentos que se le requieren en dicho formulario. Una vez rellenado, debe enviarlo a la dirección que figura en el encabezado del formulario por CORREO CERTIFICADO CON ACUSE DE RECIBO en el plazo de 14 días naturales desde la recepción del pedido. La devolución del importe del pedido será realizada del mismo modo en el que fue efectuado el pago. Si la devolución del importe lleva asociado algún tipo de recargo impositivo o comisión bancaria, será asumido por el cliente, que deberá abonarlo previamente a la devolución. Si el pago se hizo con tarjeta de débito o crédito a través de la pasarela de pago de Stringsfield.com, el cliente deberá indicar en el formulario los datos de la tarjeta y de la cuenta bancaria asociada, en la que deberemos realizar la devolución del importe. Para evitar cualquier tipo de fraude, deberá aportarse justificante de titularidad de la cuenta, firmado y sellado por la entidad bancaria, y copia de la tarjeta. Ya que todas las operaciones realizadas con tarjeta de crédito o débito llevan asociada una comisión bancaria asumida por Stringsfield, la empresa devolverá al cliente el importe de su pedido restando la comisión bancaria aplicada.

No cabrá derecho de desistimiento en los siguientes casos:
- Si el pedido consta de productos fuera de stock, que no se encuentren en catálogo en el momento de efectuar la compra, o bien que hayan sido demandados expresamente a petición del cliente y que la empresa haya solicitado a distribuidor de forma expresa.
- Si el producto ha sido utilizado, desprecintado o abierto por cualquier procedimiento*.
- Si el producto no se devuelve en su envoltorio original y sin el embalaje del envío con el que se recibió*.

*Para información sobre el embalaje, consulte la sección “Devolución del material”.

Los portes de las devoluciones, en el caso de que el cliente se haya equivocado o simplemente haya cambiado de idea y quiera devolverlo, serán asumidos SIEMPRE por el cliente. Para la devolución del pedido, el cliente podrá escoger la forma de envío que desee, siempre a PORTES PAGADOS. No recogemos ningún material a portes debidos. Si el material sufre algún desperfecto la responsabilidad será del cliente en todo momento. Por ello recomendamos que el cliente se tome su tiempo embalando el paquete y que contrate un seguro de envío, para asegurarse de que el producto no sufre daños en el transporte o que, en el caso de que los sufriera, la agencia garantiza el reintegro del valor total asegurado.

Importante: No se realizará ningún abono de ningún tipo hasta que en Strigsfield no hayamos verificado que tanto el producto como su embalaje se encuentran en perfecto estado.

Quedan excluidos de las citadas garantías todos aquellos productos que no se encuentren en catálogo en el momento de efectuar la compra, o bien que hayan sido demandados expresamente a petición del cliente y que la empresa haya solicitado a distribuidor de forma expresa. No se pueden devolver las vávulas, altavoces y púas.

PASOS A SEGUIR PARA EJERCER EL DERECHO DE DESISTIMIENTO

1- El cliente notificará de forma fehaciente su deseo de ejercitar su derecho de desistimiento del contrato, pudiendo contactar con Stringsfield por teléfono o correo electrónico, y nunca por Whatsapp, redes sociales, chat, o cualquier vía telemática que no sea el teléfono o el correo. Como consumidor o usuario ha de saber que antes de que venza el plazo para desistir, deberá notificar de forma fehaciente al empresario su decisión de desistir del contrato. Legalmente, se considera una notificación cuando se envía un documento por correo certificado y con acuse de recibo, aunque también podremos admitir como información del deseo de ejercer el derecho de desistimiento un correo electrónico con los datos del cliente, nombre y apellidos, número de pedido, número de factura y dni.

2- Después, el cliente debe descargarse el FORMULARIO para ejercer su derecho de desistimiento, cumplimentarlo y adjuntar toda la documentación requerida, y enviarlo por CORREO CERTIFICADO Y CON ACUSE DE RECIBO. En este paso no se admitirá otro tipo de comunicación que no sea la citada.

3- Una vez el cliente haya ejercido su derecho de desistimiento, dentro de los 14 días naturales desde la recepción del envío, y en Stringsfield hayamos recibido la notificación fehaciente de su deseo de devolver los productos que adquirió, le enviaremos una autorización por correo electrónico para que proceda a enviar el material que desea devolver. Tras recibir esa autorización, el cliente deberá enviar A PORTES PAGADOS y correctamente embalado el pedido que recibió.

4- Cuando en Stringsfield recibamos el pedido, procederemos a revisar que ninguno de los componentes haya sido manipulado ni ninguno de los embalajes originales presente roturas ni desperfectos. Si todo está en las mismas condiciones en las que el cliente las recibió, procederemos a devolverle el dinero, que se realizará en la forma en la que se indica más arriba y en el propio formulario, y como máximo en el plazo de 30 días.

Como se ha indicado reiteradamente en estas condiciones, Stringsfield se reserva el derecho a solicitar cualquier tipo de documentación que acredite la identidad del cliente, la titularidad de su tarjeta o de su cuenta bancaria, factura de compra, etc.

DEVOLUCIÓN DEL MATERIAL

En el caso de devoluciones por disconformidad, el artículo debe estar en perfecto estado. Plásticos rasgados o inexistentes, embalaje original dañado, arañazos o restos de suciedad, falta de material de protección, etc. originarán desgraciadamente la no devolución del producto. Importante: El producto debe estar en perfectas condiciones y en su embalaje original, así como cualquier embalaje extra y el material protector de relleno o cualquier obsequio adjunto que se le hubiera entregado al cliente, que también deberá estar en óptimas condiciones y sin abrir de su embalaje original. No pegue ninguna etiqueta o pegatina ni escriba nada en el embalaje del fabricante. Artículos sensibles a golpes (aparatos electrónicos e instrumentos) deben ser enviados con un embalaje extra y con material protector de relleno por todos lados. Sólo así se garantizará la seguridad y protección contra daños durante el transporte. En general, si su envío de devolución está embalado tal y como lo recibió de nuestra parte, la seguridad está garantizada. Stringsfield.com se reserva el derecho a solicitar el envío de fotografías mediante email del producto presuntamente dañado para la confirmación y devolución, en su caso, del producto o importe. Las fotografías deberán estar realizadas con la luz suficiente para que la comprobación sea efectiva y deberán realizarse el número de fotografías suficientes que Stringsfield.com considere oportuno para la verificación de los daños o roturas reclamados por el cliente. Si el cliente se negara al envío de dichas fotografías, Stringsfield.com se reserva el derecho a no cumplir con las responsabilidades de garantía y compra anteriormente establecidas.

En caso de que el cliente realice una devolución, deberá informar de su deseo de ejercer el derecho de desistimiento. Sin dicha autorización el paquete podría ser rechazado. Importante: estas observaciones no serán aplicables a productos desprecintados, sin su embalaje original, con arañazos, con restos de suciedad, dañados, o productos con el embalaje roto o abierto. Además, todo artículo que tenga las etiquetas de número de serie o de garantía manipuladas, quitadas o deterioradas perderá automáticamente la garantía y su correspondiente derecho de devolución. En el caso de que el producto no sea devuelto en perfectas condiciones, se denegará el cambio del mismo y el cliente tendrá que pagar los gastos del transporte. Si el producto devuelto resultara que funciona correctamente y que el no funcionamiento ha sido a causa de un desconocimiento del usuario (no leer el manual, que el mal funcionamiento sea de otro producto y no del adquirido en Stringsfield.com, etc.), el cliente tendrá que pagar los gastos de transporte y las horas de técnico empleadas por el departamento correspondiente. Stringsfield.com no se hará cargo, en ningún caso, de la devolución de los importes en concepto de aranceles, impuestos, tasas y demás gastos que el cliente haya de abonar en el país de destino.
El cliente podrá hacernos llegar el material mediante la agencia de transporte que prefiera.

MODIFICACIONES DE PEDIDOS

Antes de realizar una compra, el cliente debe estar completamente seguro de que los artículos que está comprando son los que desea, y en caso de duda debe ponerse en contacto con nosotros, por correo electrónico o por teléfono, antes de finalizar la compra. Una vez finalizada, y si el pedido ya ha sido procesado y ha salido de las instalaciones de Stringsfield, el proceso de compra se dará por completado y el cliente no podrá realizar modificación alguna. Si el cliente observa, inmediatamente después de realizar la compra, que ha cometido un error o cambia de opinión, debe contactar con nosotros de inmediato SIEMPRE POR TELÉFONO, y comunicarnos la paralización del envío. Después, por correo electrónico, el cliente debe notificarnos por escrito, con su nombre, número de documento y número de pedido, y con un texto claro y sin faltas de ortografía, que desea cancelar el envío o, si deseara modificarlo, exponer de forma clara y detallada las modificaciones que desearía realizar. En este caso, si el importe resultante fuera mayor que el que el cliente ha abonado, Stringsfield no enviará ningún artículo contenido dentro de ese pedido hasta que no esté abonado el importe total, modificaciones incluidas. En caso contrario, y si las modificaciones del pedido conllevan que el importe final sea inferior al ya abonado, Stringsfield se reserva el derecho de no abonar la diferencia o, en caso de hacerla, tener un plazo de hasta 30 días para realizarla. El cliente podrá, si quiere, canjear la cantidad restante por artículos hasta completar el importe abonado inicialmente. Stringsfield se reserva el derecho a solicitar el pago de cantidades adicionales si los nuevos productos exceden el peso o dimensiones del pedido original, calculado a través de nuestro sistema informática a través de la web.

Si el pedido ya hubiese sido recogido por la agencia de mensajería y estuviera fuera de las instalaciones de Stringsfield, al no caber ya modificación alguna, el cliente deberá esperar a recibir la mercancía y después formular su deseo de ejercer el derecho de desistimiento, expuesto más arriba.

Insistimos, todo se puede solucionar de forma mucho más sencilla si el cliente está dispuesto a comunicarse educadamente y a establecer un diálogo con el personal de la empresa, para eso tenemos dos líneas telefónicas y un correo electrónico en los que los clientes pueden informarnos de sus incidencias, y en los que siempre se les intentará dar la mejor solución.